A la tercera la vencida

Quien lea este blog, pensará que me paso el día criticando a los británicos de manera gratuita. No le quitaré algo de razón, pero le pediré que lea a fondo el blog porque encontrará algunas entradas o posteos en los que alabo sitios, lugares o costumbres; sí, pocos, pero haberlos, haylos. Uno de esos casos es “Apostròphe o cuando el “insulto” es alabanza”, referido a Apostròphe, la cadena de cafeterías con el mejor “hot chocolate” de Londres. Al menos esa es mi opinión y la de Time Out, la principal guía de arte y entretenimiento de Londres.

opiniones sobre Apostróphe

Dicen que “es de sabios rectificar”, pero no es necesario. En mi caso, una experiencia negativa hace que escriba una mala crítica, pero no que cambie de opinión. Sigo pensando que es el mejor chocolate de Londres y esta mala experiencia sólo es la excepción que confirma la regla. El Apostròphe del Aeropuerto de Gatwick (el que hay después del control de seguridad) es esa excepción. Apostrophe Gatwick Puede que la chica que me atendió tuviera que madrugar demasiado para empezar a trabajar a las 4:15, pero yo ni siquiera había dormido y llevaba toda la noche deseando la apertura para tomar un chocolate espeso (thick) al estilo Apostròphe. Ha sido una apertura sonada. Apostrophe Gatwick Quien ha trabajado en hostelería sabe que no hay nada peor que empezar el día con un cliente que te toca las narices. Pues hoy, muy a mi pesar, me ha tocado ese papel. Que conste que empecé cumpliendo y esperé paciente cada segundo hasta que me indicaron que podía entrar (algo que no hizo otra señora pese a que le advertí que no abrían hasta las 4:15). Fui todo lo correcta posible, siguiendo las costumbres británicas: “Good morning! Please, Can I have a small hot chocolate and an almond croissant?”. Era el primer cliente y tuve que esperar a que la caja registradora “despertase” ya que tuvieron algunos problemillas técnicos para cobrarme el desayuno. Juro que en todo momento fui paciente y correcta. Apostrophe Gatwick El problema llegó al recibir la bandeja con el chocolate y el croissant. En cuanto observé el chocolate, con tanta espuma (crema), mi cara fue de absoluta extrañeza (sorpresa, incredulidad, alucine). Quise asegurarme de que no se habían confundido con el pedido y me habían servido café o capuchino. No se puede negar que la chica tenía carácter y energía de sobra habiendo empezado a trabajar a las 4 de la mañana (yo en su lugar no la tendría). Muy enérgica, me responde que es un “hot chocolate” y, con un tono muy rudo, me pregunta si hay algún problema. Visto lo visto, a juego con su tono, respondí que esperaba un “hot chocolate” de los habituales en Apostròphe. Quien conozca la cadena o viese las fotos del posteo anterior, sabe cual es la diferencia. A continuación, muy ofendida por mi respuesta, con el mismo tono, me ofreció tomar otra bebida o devolverme el dinero. No sé si es que sus formas me hicieron temer un mordisco, o si por el cansancio de no haber dormido me volví conformista, pero me marché a una mesa a tomar el desayuno.

No negaré lo que podéis comprobar, rápidamente saqué el móvil e hice fotos al chocolate al tiempo que jugaba con la cuchara. Un par de minutos después, veo que la chica viene hacia mí, taza en mano y con su inconfundible energía. Sin mediar palabra, me retira la taza de chocolate y coloca la otra en su lugar. En las fotos veréis que el chocolate de la segunda taza tenía un color un poco más oscuro, pero la única diferencia era esa, tan claro como el anterior. Callé mientras me soltaba unas “palabritas” y, viendo el nuevo chocolate, me limité a responder que el chocolate que siempre tomaba en Apostròphe era más espeso.

Se marchó, acompañada por sus aires, y de nuevo regresó al par de minutos con una tercera taza. Sin decir absolutamente nada, colocó la nueva taza en la mesa (sin cuchara) y se marchó con la taza anterior y la cuchara. La tercera taza era el tan esperado y deseado chocolate Apostròphe.

Insisto en que podéis ver vosotros mismos las fotos y sobra cualquier descripción sobre las diferencias de cada chocolate y si realmente la chica tenía razón en ponerse tan borde conmigo. Reconozco que hay clientes “tocanarices” que presumen de tener la razón cuando no la tienen, pero hay otros clientes ante los cuales uno no puede hacer más sino disculparse por el error, intentar corregirlo si es posible y procurar hacerlo mejor el resto del día. En mi caso sólo puede acusarme de ser exigente, si lo es el hecho de esperar una buena atención y producto por el dinero pagado, pero en los establecimientos donde voy habitualmente pueden confirmar que no soy “mal cliente”.

Y pese a todo, no me fui 100% tranquila pues, aunque el sabor fuera bueno, ni el segundo ni el tercer chocolate desprendían un buen olor sino un extraño aroma a “chocolate agarrado” u otro que no identifico. Sin embargo, esto quiero pensar que ya era cosa mía, fruto del sueño, el cansancio y el malestar por la atención de la chica. Será que al chocolate se le contagió su amargura.

Imagino que en esta cadena no existe la figura del “cliente misterioso” pues, cuando yo trabajaba en hostelería, por educación o por temor a que se tratara del “cliente misterioso”, jamás vi a nadie con esos aires al tratar con un cliente que, a fin de cuentas, sólo estaba pidiendo el producto que caracteriza a la cadena.

 

*** Perdonad la mala calidad de algunas fotos, están hechas con el móvil.

Anuncios

3 comentarios

  1. Gracias. Me quedo tranquila cuando sé que mi visión es compartida por otros y más gente, por internet o en persona, me comenta sus experiencias. Alguien dirá que los españoles somos unos criticones, pero que nadie se engañe pensando que los ingleses no critican. Lo hacen con otro tono, con otro estilo, pero chismorrean y critican tanto o más, ya sea de su vecino o de los extranjeros

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s