Open House 2014 (I)

Si vives en Londres y te gusta la arquitectura-arte, hay un evento anual que no te puedes perder: Open House. Eso que nosotros llamaríamos un “día de puertas abiertas” en varios lugares que habitualmente son de pago y en otros que no suelen estar abiertos al público. Dicho de otra forma, un día perfecto para hacer turismo por Londres gastando poco aunque sufriendo largas colas si eliges un lugar muy solicitado (The Leadenhall Building, Lloyd’s Building, The Gherkin, Westminster Hall, etc.).

open house 2014 queues
Colas para Leadenhall Building (izq), Lloyd’s Building (der) y The Gherkin (al fondo)

Este año tuve suerte con determinadas visitas que requieren reserva y que son muy solicitadas. El día que había que hacer la reserva yo tenía un viaje ya previsto y tuve que pedir que me hicieran el favor de hacer la reserva a la hora exacta. Digo exacta porque las plazas se agotaron en apenas cinco minutos. Esa fue la visita con la que comencé el fin de semana: Tower 42. No tuve la mala suerte del lluvioso Open House 2012 en The Gherkin, pero sí me pilló un poco de niebla o bruma matutina que no permitía tener las mejores vistas de Londres, al menos no las más claras. Tenía dos reservas, pero la noche anterior me dijeron que no podrían acompañarme. Por ese motivo, llegué con tiempo a la puerta y el primer inglés al que dijeron que la visita era con reserva previa: tuvo premio. El hombre me lo agradeció varias veces y quiso invitarme a un café tras la visita, pero durante el Open House “el que no corre, no visita”.

Desde la City, me marché a Richmond para visitar Ham House, una de las propiedades de National Trust, y ahorrarme así las 10 libras que habitualmente cuesta la entrada.  A la duquesa de Lauderdale, Elizabeth, le encantaba lo exótico y oriental, prueba de ello son las mesitas y escritorios con lacados japoneses que decoran varias estancias. En la parte más noble ya sólo encuentras turistas, pero hay tres apartamentos en uno de los laterales del edificio. Desconozco si eran descendientes de la duquesa, pero salieron elegantemente vestidos para su paseo por los jardines.

De Richmond me fui a Kensington-Chelsea para ahorrarme las 7 libras que cuesta Leighton House Museum. La pena es que no pueden hacerse fotos del interior, pero para subsanarlo está internet. Es precioso. Me recordó mucho al Museo-Casa Sorolla de Madrid. Siempre me he preguntado cuánto cobraba Sorolla por sus cuadros para tener semejante casa, tantos hijos y dejarles tal legado de pinturas-dibujos a su muerte. Pues de Leighton vengo a decir algo parecido. No pertenecía a una familia humilde, pero para dedicarse a las artes está claro que le iba bien en la profesión, no sólo fue presidente de la Royal Academy sino el primer pintor al que se le otorgó un Par, título nobiliario. El título es el más corto de la historia, pues falleció al día siguiente, sin esposa y sin hijos.

leighton_house_museum

 

Desde hace unos años, las visitas especiales, aquellas que son un número de plazas limitadas a lugares muy emblemáticos, se otorgan mediante sorteo. No, desde que son mediante sorteo secreto (no se publica lista del sorteo y la comunicación es sólo a los ganadores), no tengo suerte. Cuando se otorgaban al más rápido tuve la suerte de visitar, entre otros,  “London Eye” (los dos últimos tickets), pero ahora que se sortean no cae la breva con ninguno de los sitios, independientemente del número de intentos (diferentes emails). Crucemos los dedos para el 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s